Rsc startup de impacto

17 Oct ¿Cuándo tienes que empezar a pensar en la RSC de tu startup de impacto?

Lo tuyo es una empresa social. Eres la máxima expresión de la RSC.

En general, las startups de impacto, concentran sus esfuerzos en su objetivo social y aspiran además a que su gestión sea globalmente responsable; a nivel económico, social y medioambiental. La RSC está en el ADN de las empresas sociales, lo cual es la mejor de las noticias y un gran pilar para su éxito.

También en general… el concepto startup implica esfuerzos ingentes para sacar adelante un gran proyecto con muy pocos recursos y a menudo con equipos impulsores muy reducidos. Llamémoslo el “multitasking elevado al infinito”…  Hay que priorizar.

Y en esta labor de priorización es donde se corre el gran riesgo de dejar la RSC para una próxima etapa (o para el mañana que nunca llega): “lo que importa ahora es validar la idea de negocio”.  Es comprensible. Pero es un gran error.

RSC pymes

 

💡La RSC de una empresa social debe ser tenida en cuenta

en todo el proceso de validación de la idea 💡

Introducir la variable RSC en el plan de tu empresa desde el primer momento te permitirá:

  1. Tomar decisiones de inversión adecuadas

Localización, equipos productivos, mobiliario, flota… para toda decisión de inversión puedes optar por alternativas más o menos responsables. Y cada una de estas decisiones te acompañará por al menos cinco años.  Tomar la decisión adecuada te evitará 5 años de incoherencia (“uso papel reciclado pero tengo el equipo productivo que más CO2 emite”).

  1. Estudiar la viabilidad de tu proyecto con costes que corresponden al nivel de RSC a la que aspiras

Toda decisión de compra tiene un impacto en tu RSC y en tus costes. Para hacer un correcto estudio de viabilidad necesitas conocer el coste de las alternativas que para ti son aceptables en términos de RSC.

  1. Contratar a las personas adecuadas

Para poder delegar, necesitas un equipo con una sensibilidad especial hacia las cuestiones de RSC. Es más fácil contratar a una persona que tiene esa sensibilidad que tratar de inculcársela a alguien que puede ser un genio profesionalmente, pero a quién no le interesan lo más mínimo las cuestiones sociales o medioambientales.

Créeme, lo último que necesitas es un equipo con el que tengas que luchar por estas cuestiones.

  1. Seleccionar a los proveedores adecuados

Aquellos que garanticen un comportamiento coherente con los valores de tu empresa social. Probablemente adquieras con ellos compromisos a largo plazo, así que necesitas hacer una correcta selección desde el inicio.

  1. Seleccionar la forma jurídica adecuada

Un ejemplo de cómo la RSC influye en tu forma jurídica: una cooperativa, a priori, representa mejor los valores de la RSC que una sociedad anónima.

  1. Atraer y fidelizar clientes

La RSC puede ser una puerta de entrada a clientes que busquen socios alineados con su propia política de sostenibilidad y a aquellos organismos públicos que utilizan cláusulas sociales.

Es tu oportunidad para diferenciarte y tomar la delantera a tus competidores.

  1. Apoyar tu estrategia de comunicación en una política de RSC coherente

Si la RSC de tu empresa social presenta “zonas nebulosas”, suele ser una decisión inteligente no apoyar tu estrategia de comunicación en tu RSC. Pero existe una alternativa; ¡implantar una RSC global y contarlo!.

 

Lo sé, ahora mismo esto implica que a tu lista de mil tareas pendientes has de añadir 300 más.

Pero, créeme: introducir la variable RSC en el plan de tu empresa desde el momento cero allanará el camino hacia el éxito de tu empresa social.

Más información sobre Responsabilidad Social Corporativa y Empresa Social

sonia sanchez

No hay comentarios

Publica un comentario

¿Te apuntas a cambiar el mundo?
Únete a la comunidad del impacto positivo

Haz clic aquí para mostrar la cláusula LOPD

De acuerdo con L.O. 15/99 de 13 de dic. y Ley 34/2002 de 11 de julio de LSSI, se informa que los datos correspondientes a nombre y mail que nos facilitas para suscribirte a nuestro boletín formarán parte de un fichero de datos denominado COMUNIDAD SOCIAL NEST e inscrito en la Agencia Española de Protección de Datos. El titular del fichero es FUNDACIÓN SOCIAL NEST con CIF G-98748510, y tiene la finalidad remitiros información de interés relacionada con los servicios prestados, con nuestra actividad o con la de nuestras entidades asociadas a nuestra fundación, o bien con los proyectos desarrollados por los emprendedores sociales a los que apoyamos. No se cederán estos datos a otras entidades sin tu previo y expreso consentimiento, salvo por imperativo legal o para cumplir los fines que originaron la comunicación de datos. Puedes ejercer tus derechos de acceso, cancelación, rectificación y oposición mediante comunicación motivada a la siguiente dirección lopd@socialnest.org