La inversión con valores, conceptos claves

Ya sabemos que las empresas sociales buscan generar un impacto que influya en el mundo y que lo haga un poco mejor. Pero acaban encontrando los problemas del sector privado ya que se debe encontrar la fórmula que las haga funcionar como un modelo de negocio estable y rentable. Ahí es cuando debe entrar en juego un nuevo concepto: la inversión con valores. ¿Pero cuáles son los conceptos claves que definen a un inversor de este tipo de empresas?

Conceptos claves en la inversión con valores

La crisis económica, debido a la burbuja y especulación, derivó en un cuestionamiento general del sistema e hizo que muchos inversores se plantearan un nuevo tipo de inversión que no estuviera alejada de la ética y de ciertos principios morales. La irrupción y auge de un tipo de empresas que buscaban un impacto positivo en la sociedad y en el medio ambiente permitió que estas personas pudieran plantearse invertir su capital de otra manera, esto es, empezó un nuevo tipo de inversión: la inversión con valores. Aquí os dejamos unos conceptos claves si estás pensando en invertir en una de ellas o, si por el contrario eres una empresa social que busca inversor, los puntos en los  que pensará una persona que quiera invertir en una de ellas.

Inversion con valores sociales

1. Las inversiones se rentabilizan igual que en otro tipo de empresas pero con valores añadidos al económico

Hace años era común pensar que existía una dicotomía intrínseca entre obtener una rentabilidad económica de las inversiones y usar ese dinero para fines sociales. Ambos usos competían entre sí en lo que constituye el reto fundamental que hace necesaria la ciencia económica: cómo aplicar nuestros recursos limitados a fines ilimitados y excluyentes entre sí. Pero el cambio de época que estamos viviendo ha borrado las fronteras entre lo rentable y lo social. Ha nacido lo que muchos conocen como un nuevo capitalismo. Cada vez más inversores, pequeños, grandes e institucionales, buscan rentabilizar sus inversiones tanto en múltiplos financieros como en impacto social tangible.

Las inversiones de impacto son inversiones que buscan rentabilidad económica y social/medioambiental. Buscan construir patrimonio para uno mismo y para los demás. La inversión en empresas sociales no implica mayor riesgo que la inversión en cualquier otra empresa. Los criterios para valorar las inversiones a nivel financiero son los mismos que se aplicaría a cualquier oportunidad de inversión, con la diferencia de que hay criterios de impacto social/medioambiental añadidos. Son empresas productivas e innovadoras que ofrecen múltiplos atractivos y perspectivas sólidas. No buscan la burbuja, sino la construcción real de valor.

2. Buscar, elegir, diversificar

Un buen inversor responsable lo que debe hacer es informarse de las empresas en las que tiene pensado invertir su capital. ¿A qué se dedican? ¿Cómo lo hacen? ¿Cómo se organizan? ¿Qué experiencia tiene? Como ya hemos comentado, una empresa social no supone mayor inestabilidad o inseguridad para el inversor que una empresa, llamémosla, “normal”. Sí es cierto que dentro de todo el espectro empresarial, en el conjunto de las empresas de impacto social se encontrará con empresas más jóvenes, que acaban de nacer o que llevan poco tiempo recorrido. Hay que comprender, en ese caso, que los beneficios o las pérdidas dependerán de la evolución de esa empresa en concreto. Este factor es un factor que hay que tener en cuenta, pero también hay que saber que esto pasa con cualquier tipo de empresa. Las nuevas empresas requieren paciencia. Lo inteligente en tal caso será informarse y apostar por el equipo y por varios proyectos y empresas.

3. Seleccionar bien la empresa de impacto social en la que se va a invertir

El punto anterior nos lleva directamente a éste. Por muy jóvenes que sean las empresas en las que tenemos pensado invertir, tenemos que ver que tengan un buen modelo de negocio y que sean escalables. La escalabilidad tiene que ver con el crecimiento, esto quiere decir que una empresa posee el potencial de multiplicar los ingresos con los mínimos costes adicionales. Una empresa escalable es aquella que ya ha probado el producto y el modelo de negocio, y que tiene la capacidad de expandirse hacia nuevos países y mercados.

4. No pensar a corto plazo

Las empresas sociales se caracterizan, entre otras cosas, en que no es un negocio especulativo o que, como decíamos anteriormente, busca la burbuja. Es una empresa que busca un impacto real en la sociedad. La empresa se pone en marcha, ejecuta sus servicios o productos y, entonces, habrá un resultado en un colectivo social, por ejemplo. El inversor con valores deberá comprometerse con el crecimiento y evolución de la empresa, debe apostar para crecer con ella a largo a plazo, tanto en rentabilidad como en impacto social, y debe empatizar con la iniciativa que se desarrolla.

5. Valorar no sólo la rentabilidad económica sino el añadido que da una empresa de impacto social

Éste es tal vez, uno de los conceptos claves en la inversión con valores. No hay que centrarse únicamente en la rentabilidad económica. Evidentemente, un inversor no aporta su capital para perderlo, buscará que la empresa sea rentable. Pero un inversor con valores se caracteriza, además, porque quiere que sus decisiones de inversión también tengan un impacto en la sociedad o en el medio ambiente y, por ello, busca empresas sociales. La inversión con valores busca, además de rentabilidad, una mejora en el mundo que le rodea.

En Social Nest hemos desarrollado unas sesiones y jornadas para acercar a los inversores a empresas sociales y para que éstas encuentren e identifiquen sus oportunidades de financiación. Próximamente habrá más información sobre estas jornadas pero esperamos que este post sobre la inversión con valores os haya acercado a los conceptos claves.

 

No hay comentarios

Publica un comentario

¿Te apuntas a cambiar el mundo?
Únete a la comunidad del impacto positivo

Haz clic aquí para mostrar la cláusula LOPD

De acuerdo con L.O. 15/99 de 13 de dic. y Ley 34/2002 de 11 de julio de LSSI, se informa que los datos correspondientes a nombre y mail que nos facilitas para suscribirte a nuestro boletín formarán parte de un fichero de datos denominado COMUNIDAD SOCIAL NEST e inscrito en la Agencia Española de Protección de Datos. El titular del fichero es FUNDACIÓN SOCIAL NEST con CIF G-98748510, y tiene la finalidad remitiros información de interés relacionada con los servicios prestados, con nuestra actividad o con la de nuestras entidades asociadas a nuestra fundación, o bien con los proyectos desarrollados por los emprendedores sociales a los que apoyamos. No se cederán estos datos a otras entidades sin tu previo y expreso consentimiento, salvo por imperativo legal o para cumplir los fines que originaron la comunicación de datos. Puedes ejercer tus derechos de acceso, cancelación, rectificación y oposición mediante comunicación motivada a la siguiente dirección lopd@socialnest.org