Blog

Socialnest

Empresas sociales sin fronteras

La creación de un negocio permite dar riqueza a la sociedad, crear nuevos puestos de trabajo o innovar, entre otros aspectos. Sin embargo, fundar una empresa social tiene un “plus” añadido, un aliciente que está ligado con la resolución de problemas sociales y medioambientales. En los últimos años, muchos valientes han decidido emprender sus proyectos y cumplir el sueño de mejorar el planeta. ¿Cómo? Poniendo a funcionar sus ideas…

Empresas como Facebook o Apple son conocidas en todos los rincones del mundo. Por el contrario, otras compañías no gozan del mismo reconocimiento y permanecen en la sombra. Desde ahí realizan sus operaciones para lograr sus retos. La creatividad, la constancia y la superación juegan, en ese momento, un papel importante.

Los cuatro ejemplos de empresa social que se verán a continuación, permiten conocer de cerca la diversidad de sectores, las estrategias empresariales y las apuestas de crecimiento presentes en este tipo de negocios. Una compañía danesa, otra alemana y dos españolas confirman la regla de que lo social no entiende de fronteras.

Aquaphytex

pedro tomas delgado ortiz

Pedro Tomás Delgado Ortiz.

La preocupación por las dificultades en el tratamiento del agua residual en su municipio, llevó a Pedro Tomás Delgado Ortiz a poner en marcha Aquaphytex. Esta empresa extremeña es pionera en la producción de biotecnología, instalación y mantenimiento de las plantas vegetales para la depuración sostenible de aguas residuales.

La razón de este éxito viene motivado por el sistema de depuración natural, sostenible y accesible a todos que han puesto en marcha. Aquaphytex tiene proyectos en España, Mali y Níger, aunque espera poder extender sus servicios a otros países.

Teixidors

juan ruiz y marta ribas

Juan Ruiz y Marta Ribas, de Teixidors.

La compañía Teixidors nació en 1983, año en que la asistente social, Marta Ribas, y el ingeniero técnico, Juan Ruiz, unieron fuerzas para sacar adelante un proyecto ligado con la laborterapia y el sector textil. A través de esta iniciativa consiguieron la integración de las personas con discapacidades psíquicas y dificultades de aprendizaje.

Regionalwert AG

El alemán Christian Hiss, preocupado por el impacto que la desaparición del mundo rural y agrícola podía producir en su región, buscó una solución para mantener e impulsar la agricultura sostenible. De esta manera, desarrolló la corporación Regionalwert AG que unía a inversores dispuestos a apostar por un modelo de negocio construido a partir del progreso de cadenas de valor del sector alimentario típicas de la región.

Specialisterne

Thorkil Sonne (izq.), fundador de Specialisterne.

Thorkil Sonne (izq.), fundador de Specialisterne.

Esta empresa, Specialisterne, es una consultoría de pruebas de software que nació en Dinamarc,a en 2004. Puesta en marcha por Thorkil Sonne, la compañía inició su aventura con una doble intención: identificar nichos de mercado y concebir puestos de trabajo. Así, las personas diagnosticadas de autismo podrían aprovechar de forma competitiva todas sus habilidades.